Cómo elegir el mejor calzado para el colegio

calzado para el colegio

Elegir calzado para el colegio es una de la prioridades que tenemos a la vuelta de la esquina.

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos y una de las cosas más importantes para su correcto desarrollo y crecimiento es el calzado, además, el calzado para el colegio es si cabe mucho más importante porque lo usan diariamente no solamente para caminar, sino para correr en el recreo, etc. No podemos olvidar que están en una etapa de crecimiento y en la que la base que soportará su cuerpo para el resto de sus vidas, como es el pie, se está formando.

Pero hay otro factor también muy realista y es que la época en la que tenemos que adquirir esos zapatos que sabemos queremos que sean de la mejor calidad, es también la época en la que hemos vuelto de las vacaciones y en la que tenemos que soportar unos gastos tremendos en cuanto a libros, uniformes y material escolar.

A continuación os recomendamos algunos consejos a tener en cuenta antes de tomar una decisión en la compra de zapatos para el colegio y os sugerimos algunos modelos que tenemos en nuestra tienda de zapatos infantiles Puntapié que por supuesto cumplen todos esos requisitos al pie de la letra (nunca mejor dicho, por cierto) :-).

Consejos para elegir zapatos colegiales

Los niños pasan alrededor de 30 horas a la semana con sus pies metidos en sus zapatos para el colegio, o más de 15.000 horas durante sus años escolares, por lo que es de vital importancia que están equipados adecuadamente.
En los primeros 11 años de vida de un niño, sus pies crecerán alrededor de 17 tallas de zapatos, hasta que son 18 años de edad, unos zapatos que no sean adecuados pueden causarles problemas en la edad adulta, tales como uñas en malas condiciones, callos y juanetes, que puede incluso requerir cirugía más adelante a lo largo de su vida.

 

Aquí tienes algunos consejos para que la compra de los zapatos colegiales sea la ideal.

1.Medir los pies del niño por tí misma.

Asegúrate de medir los pies del niño o de la niña y de que los dos pies miden lo mismo. Normalmente la mayoría de nosotros tenemos un pie más largo o más ancho que el otro. No compres zapatos demasiado grandes porque puede provocar lesiones y determinadas formas de los cordones pueden alterar la forma de los zapatos.

2. Los zapatos colegiales deben cumplir con estos requisitos  a la hora de conseguir que se ajusten a su pie:

– Debería haber una distancia como el dedo pulgar del niño entre el final del zapato (la punta) y el final del dedo más largo.

–  la parte más ancha del pie debería corresponder con el la parte más ancha del zapato.

– El mecanismo para abrocharlo debería hacer fijar el talón firmemente a la parte de atrás del zapato.

– La suela o el piso no debe resbalar.

– El talón debería estar fijo pero a la vez confortable y la parte de atrás del zapato debe ser fuerte y estable.

3. Los pies de los niños son únicos.

Los pies de tus hijos todavía están creciendo y los huesos de sus pies están en desarrollo. Alrededor de la mitad de los niños tendrá los pies planos y una quinta parte puede tener el arco del pie alto. Por ello, los zapatos colegiales deben ser estables y tener una buena amortiguación para proporcionar un buen apoyo interno y externo.

4. Haz que tu hijo mueva los dedos del pie.

Tus hijos deben ser capaces de mover sus dedos de los pies libremente, los zapatos no les deben doler y no debe haber costuras a los lados del zapato por la parte interior.

5. Los Zapatos escolares normalmente les durarán un año escolar.

A partir de los tres año, sus pies crecerán el doble de su tamaño cada seis meses, lo que significa que los zapatos colegiales durarán generalmente entre nueve meses y un año, aunque puede ser que tu hija o hijo crezca más aceleradamente durante el curso.

6. Los zapatos de calidad duran más.

Mientras que los zapatos colegiales son un gasto, pero debes elegir los de mejor calidad, ya que a la hora de la verdad eso te hará ahorrar dinero. No se desgastan tan fácilmente y necesitan ser reemplazados durante el año escolar. Busca suelas de caucho y doble costura alrededor de la zona de los dedos, eso significa que sus zapatos les durarán bastante más.

 

7. Evitar los zapatos con gomas y los de segunda mano.

Los zapatos colegiales no deben ser de segunda mano  especialmente si es un zapato desgastado que se ha adaptado a la forma del pie del niño anterior y puede causar problemas a los pies de tu hijo.

Por otro lado, los zapatos con gomas no se recomiendan para un uso a largo plazo, los podólogos  aconsejan los zapatos colegiales con cordones, velcro o hebillas.

8. Comprar zapatos al final del día.

Ten en cuenta que la mejor hora para ir a comprarle los zapatos es durante la tarde, ya que los pies de los niños a menudo se ponen un poco más hinchados al final del día y  así te aseguras de que luego no le hagan daño.

9 . Haz caso a los dolores de crecimiento.

Antes los niños que se quejaban de dolor en las piernas y en los pies se les decía que no había que preocuparse ya que era sólo debido al ‘dolor de crecimiento «. Hoy la opinión de expertos ha cambiado, y los podólogos recomiendan a los padres que tengan en cuenta esos dolores, ya que la mayoría de los dolores en el pie en niños se puede prevenir.

10. Otras cosas a tener en cuenta.

Si bien creemos que por lo general sólo debemos pensar en zapatos colegiales y en los pies de tus hijos una vez al año, he aquí una lista de cosas a tener en cuenta, y visitar a un podólogo si es necesario:

– Si Los niños que se quejan de dolor en el pie, talón, rodilla o piernas.
– Si caen muy a menudo (por supuesto, si sucede regularmente, no saquemos las cosas de quicio).
– Si el desgaste de los zapatos es desigual, o un zapato que se desgasta antes que el otro.
– Si tienen irritación en la piel de las uñas.

Fuente: www.kidspot.com.au

 

Otras recomendaciones que también debes tener en cuenta a la hora de elegir zapatos para el colegio son:

1. El tipo de piel.

Por supuesto que el elemento fundamental en unos zapatos es primero, que sean de piel y segundo de qué tipo piel están hechos.

Una buena piel permite que los pies transpiren, absorve el sudor, manteniendo así la temperatura de los pies tanto en verano como en invierno.

Asimismo una buena piel consigue que los zapatos colegiales para niñas y para niños sean flexibles, blanditos, se adaptarán a su pie perfectamente y evitarán que nuestros hijos tengan rozaduras incluso desde el primer día de uso de los zapatos ya que entre otras cosas, no tienen costuras incómodas.

Recuerda que el interior del calzado para el colegio también debe estar forrado por piel de buena calidad, no solamente el exterior.

Un ejemplo de esta piel es piel  florentic una piel a medio camino entre el charol y la durabilidad de la napa.

Estos castellanos con borlas Puntapié están fabricados en ese tipo de piel.

calzado para el colegio

2. Fíjate en la puntera del zapato.

Que sea anchita para que no opriman sus deditos, especialmente si tu peque tiene un pie más ancho.

Este es el caso de estas Merceditas Gorila con puntera reforzada para mayor resistencia al roce y desgaste.

calzado para el colegio

3. Otra parte muy importante es el piso o la suela del zapato infantil en general y más concretamente el colegial.

Como todos los modelos que tenemos en Puntapié, su suela es antideslizante y super flexible para evitar caídas y resbalones. Y por supuesto, que no cale cuando llueva.

Así es el piso de goma, tipo casco, antideslizante y muy flexible, que protege de los impactos y la lluvia de nuestro Botín colegial Thousand hecho en napa que además lleva cierre con velcro para conseguir una sujección perfecta a nuestros colegiales.

botín colegial thousand

4. Porque esa es otra de las recomendaciones. El cierre de velcro.

Para una mayor comodidad. Aunque cuando son más mayores optamos por castellanos o mocasines.

castellanos para el colegio

5. La talla del calzado para el colegio debe ser la justa.

El calzado para el colegio no debe ser ni pequeño ni grande para que le dure todo el curso. El largo del zapato debería ser más o menos un centímetro más que el tamaño de su pie. Con el zapato de colegio abierto, y echando el pie hacia delante, debe sobrar en la parte del talón, aproximadamente un dedo.

Ten en cuenta, además, que van a usar calcetines o leotardos y debéis calcular su grosor.

Esperamos que todos estos consejos te sean muy útiles a la hora de elegir calzado para el colegio. Y recuerda visitar nuestra tienda de zapatos infantiles Puntapié.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =

Start a Conversation

Hi! Click one of our member below to chat on Whatsapp