10 trucos para ayudar a tus peques a ser organizados

1. Divide las tareas: mejor paso a paso.

Ayúdales a dividir en pequeños pasos tanto los deberes del colegio, como los quehaceres de la casa. Este les enseñará que cada proyecto o actividad tiene un principio, un desarrollo y un final, lo que les hará sentir menos estresados. Por ejemplo, si tiene como cometido quitar la mesa después de comer, explícale que primero debería tirar los desperdicios a la base, luego meter los platos en el lavavajillas, etc.

2. Hacer listados con lo que tienen que hacer.

Una vez que tu peque sabe todos los pasos que debe dar a la hora de realizar una determinada tarea, ayúdale a elaborar una lista de las cosas que tiene que hacer en el día. Incluye los deberes del colegio y las cosas de casa. Anímale a tener la lista en un lugar donde lo veo a menudo para revisar lo que le falta. También lo pueden hacer en el móvil.

3.  Enséñale a entender el calendario y las horas.

Ayúdale a calcular cuánto tiempo puede llevarse cada una de las tareas y si una vez hechas, el tiempo estimado es el acertado. Eso le ayudará también con los deberes del colegio.

4. Intenta establecer rutinas diarias.

Crear unas pautas que debe repetir cada día, también puede ser una buena estrategia para que sean organizados.

5. Enséñale a hacer esquemas.

Eso le ayudará muchísimo a la hora de estudiar para un examen. Ayúdale  distinguir los conceptos que son clave en un determinado tema, para que cuando repase, se acuerda de las ideas principales.

6. Usa los colores.

Asigna diferentes colores a cada materia del colegio. Por ejemplo, el verde para el inglés, el azul para las mates…También a la hora de organizar las cosas de casa puedes recurrir a los colores.

7. Crea cartelitos divertidos para ayudarle a recordar.

Puedes recurrir a técnicas mnemotécnicas.

Enséñale a crear frases propias e ingeniosas, canciones, siglos o dibujos animados para recordar toda la información que recibe en el colegio y que tiene que memorizar o simplemente para recordar un teléfono, una clave, etc.

8. Crea un lugar de trabajo ordenado.

Tus hijos tienen que tener su espacio para no ser interrumpidos. Intenta tener de todo en ese espacio como calculadoras, etc, igual que si estuviese en el colegio.

9. Mantener orden en su mochila.

Es el vínculo principal entre el colegio y tu casa. Intenta que la mochila está perfectamente organizada para luego no tener disgustos.

10. Ayuda a tu hijo a pensar por adelantado.

Antes de irse a la cama, debes revisar con él qué tiene el día siguiente. Esto le hará sentirse más seguro. Podéis planificar juntos qué hacer si hay cambios en lo que había previsto.

Fuente: www.understood.org

zapatos infantiles puntapie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − dos =

Start a Conversation

Hi! Click one of our member below to chat on Whatsapp